miércoles, 18 de octubre de 2017

MONICIONES PARA EL DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.

MONICIÓN DE ENTRADA.
Cada domingo  el encuentro con el Señor es como una aventura que nos lleva mas allá de nosotros mismos. En esta ocasión se nos plantea donde están nuestro corazón y nuestros anhelos, si con el Señor  o con el dinero. Abramos el corazón con sinceridad y dejemos que la palabra empape nuestra existencia.

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA ( Is, 45,1.4-6)
El profeta nos dice que el Señor  es fiel a su pueblo y no tiene repudio a la hora de conmover el corazón de los paganos con tal de dar cumplimiento a su promesa.

SALMO RESPONSORIAL ( Sal-95) " Aclamad la gloria y el poder del Señor"

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA ( 1aTes. 1,1-5b)
Pablo junto con los compañeros de misión anima a los de Tesalónica para que sigan siendo fieles al Espíritu Santo que han recibido y así, la esperanza, la fe y la caridad, habiten en ellos. 

MONICIÓN AL EVANGELIO ( ( Mt.22,15-21)
Jesús, puesto a prueba por los dirigentes religiosos y públicos con un tema que es espinoso, les responde con radicalidad y transparencia. No se trata de Dios o el Cesar. Se trata de fidelidad a Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES.
1.- Oremos hermanos por toda la Iglesia, llamada a ser misionera , para que cumpla esta misión con entrega y alegría.

2.- Oremos por nuestra parroquia que celebrando a San Antonio María Claret, esta llamada a asumir el anuncio a los hermanos, bajo su protección.

3.- Oremos por los hermanos que en tierra de misión llevan a cabo el anuncio del Reino, para que siempre sientan la compañía de Dios, su misericordia y solidaridad en las dificultades que puedan encontrar

4.- oremos también por los que  están fuera de su tierra, los que no tienen trabajo, los  que están en la cárcel, los que no tienen con quien compartir.
 

sábado, 14 de octubre de 2017

LA PALABRA DEL DOMINGO

DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO. CICLO A.
Mt. 22,1-14.

INVITADOS A LA BODA.

En el texto que se nos ofrece hoy nos encontramos  que Jesús sigue  hablando  con  los sumos sacerdotes  y senadores del pueblo, intentando hacerles comprender la  responsabilidad  que supone el cargo que detectan. En esta ocasión les habla de algo que se da en todas las culturas: una boda. Fiesta para la que 
se prepara la familia de los contrayentes que quieren compartir con todos los amigos. Todos  invitados a celebrar y pasarlo bien,  compartiendo la alegría y la felicidad de los  esposos y de las familias que se unen a partir de este compromiso. Jesús no encuentra  otro ejemplo mas sugerente y evocador  para hablarles  y  les dice que el Reino de los cielos es como un banquete que se prepara  con toda clase de cuidados, detalles y con mucho tiempo, para poder acudir a fiesta tan importante.
Resulta que, en la parábola, siendo el mismo rey quien  convida, los que tiene tal honor  dan largas y unos por una cosa y otros por otra, estando todo a punto, no acuden.
 La fiesta se va a celebrar, faltaría mas, y si no con los que fueron invitados y  reclamados,  se hará con los que  se  encuentren en las calles o en los caminos. El rey quiere celebrar y lo hará. Además, no va a dejar que quede baldío tanto trabajo, preocupación e ilusión. El rey se da cuenta  de que los primeros invitados no son tan amigos como  los consideraba, pues llegan a maltratar y matar a los criados. No son dignos de asistir a la fiesta, sentarse a su mesa y compartir su alegría. Desprecian al rey dejándolo  solo en tan importante acontecimiento.



Hay muchos que pueden ocupar los puestos de estos desagradecidos. Hay que salir a las calles y a los caminos  y habrá  invitados; estos serán sus  nuevos amigos.
Pero,¡¡ojo !! , que  la cuestión no solo esta en ser invitados y acudir, hay que llevar traje de  fiesta. No caben trampas y disimulos a la hora de sentarse a la mesa del Señor y compartir su alegría.
¡¡FELIZ DÍA DEL SEÑOR!!


   

NOTICIAS DE NUESTRA PARROQUIA



En lo que se refiere al día a día de nuestra parroquia tenemos para esta semana lo que sigue:

Domingo 15: tendresmos bautizos a las diez y media de la mañana.

 Martes17: Consejo parroquial a las ocho de la tarde.

Jueves 19: Nos visita un misionero que con motivo del día del Domund departirá  con los niños, padres y todos los que lo deseen. Será a las cinco de la tarde.

Este fin de semana se repartirán en las Eucaristías la hoja informativa sobre el Domund  y el programa de las fiestas de nuestra parroquia.

El grupo de jóvenes ya ha iniciado su camino los miercoles a las cinco. Hay posibilidad de cambio de día y hora. Invitamos a todos los que lo deseen.

El viernes se iniciaron las fiestas lúdicas en nuestro barrio con un encuentro de  niños, jóvenes y adultos en la plaza Henri Dunat. Desde aquí felicitamos, animamos  y deseamos que todo salga bien.







Programa de las fiestas en honor de nuestro patrón



Niños sin escolarizar en las plantaciones de cacao de Costa de Marfil




Moise, de 10 años, sostiene un machete durante su trabajo en los campos de cacao, cerca de Bodouakro, en el departamento de Daloa, en Costa de Marfil
Moise maneja el machete con tal destreza que sus cortes en mí habrían supuesto rebanarme dos dedos, mínimo. Pero no sabe coger un lápiz. Nunca lo ha hecho. Desde hace cinco años, la mitad de su vida, el machete es lo primero que agarra al despertar en el suelo de su choza de adobe, junto a su abuelo, DibiYao.
Ocho de la mañana. En silencio, abuelo y nieto caminan hacia la plantación de cacao. Uno y mil días iguales. Solo los tiempos de la cosecha marcan la diferencia: semanas limpiando el campo, semanas recogiendo el cacao, semanas trasladándolo a los secaderos… Cacao que Moise nunca probará. El cacao soluble es para nuestras cocinas, las de la hiperprotección ante un cuchillo desdentado.
Por el camino se ha cruzado con una nube de cuadros azules y blancos, los uniformes de las niñas que van a la escuela. Las camisas de los niños tienen el mismo color que la tierra seca que Moise llevará de vuelta a casa en las manos, en la cara y en los pies. “Si estamos cansados regresamos a casa a las tres de la tarde. Si podemos, aguantamos hasta las cuatro o las seis”, me cuenta DibiYao sin apartar la mirada que rasga una sonrisa en la que cualquiera se quedaría a dormir. Dibi siempre sonríe. Y abraza con los ojos.
En los campos de cacao, de cacahuete, de ñame…, en minas ilegales, en la venta ambulante, en el transporte de bidones de agua… Hay más de tres millones de Moise en Costa de Marfil y otros tantos DibiYao que ni siquiera meten la mano en los bolsillos buscando unos FCFAS (moneda local) con los que pagar la escuela de sus niños, porque no hay monedas ni bolsillos.
LA TRAGEDIA DELIBERADA DE YEMEN

El país más pobre del mundo árabe sufre una triple tragedia: la violencia de la guerra, la hambruna y el cólera. Una crisis humanitaria denunciada como “gratuita” y deliberadamente provocada por las fuerzas en pugna en una guerra que lleva más de dos años
Hace poco más de dos años, con la intervención en Yemen de una coalición liderada por Arabia Saudita, se inició una guerra que ha generado en ese país la crisis humanitaria más grave del planeta. Es una crisis relativamente silenciosa, o silenciada por los inmensos flujos de twits y titulares sobre escándalos en la Casa Blanca o victorias contra el Estado Islámico. También es una crisis sin posibilidades de solucionarse en el corto plazo.
“Millones de yemeníes enfrentan hoy una triple tragedia: el espectro de la hambruna, el mayor brote de cólera en un año y las carencias y la injusticia derivadas de un conflicto brutal que el mundo ha permitido que se prolongue y que es completamente evitable. Esta tragedia humana es deliberada y gratuita, es política y se puede detener con voluntad y coraje”, expresó el viernes 18 Stephen O’Brien, el coordinador de la Onu para Asuntos Humanitarios, durante una sesión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Miles de personas han muerto –es difícil estimar una cifra, ya que varían enormemente según las fuentes– y más de 3 millones se han visto obligadas a abandonar sus hogares. El país está al borde de la hambruna. Más de 17 millones de yemeníes –el 60 por ciento de la población del país– sufren inseguridad alimentaria y desnutrición. Es decir que no saben si comerán mañana.
Cuentan con el respaldo indispensable de Estados Unidos y Reino Unido en el aprovisionamiento de armas e inteligencia, aunque también se ha denunciado la presencia de tropas de estos países
Hay más de 3 millones de niños y mujeres embarazadas o lactantes que sufren desnutrición aguda, casi 400 mil de ellos podrían morir de forma inminente.(1) Casi 10 millones de niños, el 80 por ciento de la población infantil de Yemen necesita ayuda humanitaria urgente.
Además, el país sufre de un violento brote de cólera que ha causado más de 2 mil muertes en los últimos meses. Se estima que el cólera afecta a unos 500 mil yemeníes, la mitad de ellos niños, debilitados por la desnutrición. Más de dos años de conflicto han destruido los servicios de salud, acceso al agua potable o saneamiento, por lo que la expansión de la bacteria está sin control.

El Papa Francisco ha dicho








Papa Francisco en homilía en Santa Marta 13-10-17: «Sólo Cristo crucificado nos salva de los demonios que nos llevan a la mundanidad»

* «Los demonios comienzan a formar parte de la vida. Incluso con sus ideas y sus inspiraciones y entran en la vida del hombre, entran en su corazón y desde dentro comienzan a cambiar a ese hombre, pero tranquilamente, sin hacer ruido. Este modo es diverso del de la posesión diabólica que es fuerte: ésta es una posesión diabólica un poco ‘de salón’, digamos así. Y esto es lo que el diablo hace lentamente en nuestra vida, para cambiar los criterios, para llevarnos a la mundanidad. Se mimetiza en nuestro modo de actuar y nosotros, difícilmente nos damos cuenta de esto»



Papa Francisco en la Audiencia General 11-10-17: «El cristiano arriesga para llevar el bien que Jesús nos ha dado como un tesoro»

 * «Después de haber conocido a Jesús, nosotros no podemos hacer otra cosa que observar la historia con confianza y esperanza. Jesús es como una casa, y nosotros estamos adentro, y por las ventanas de esta casa nosotros vemos el mundo. Por esto, no nos encerremos en nosotros mismos, no nos arrepintamos con melancolía un pasado que se presume dorado, sino miremos siempre adelante, a un futuro que no es sólo obra de nuestras manos, sino que sobre todo es una preocupación constante de la providencia de Dios. Todo lo que es opaco un día se convertirá en luz» 

 




  


Papa Francisco en homilía en Santa Marta 10-10-17: «un corazón rígido no comprende la misericordia de Dios»

* «Y no es fácil comprender la misericordia de Dios, no es fácil. Se necesita tanta oración para poder comprenderla, porque es una gracia. Nosotros estamos acostumbrados al ‘me lo has hecho, te la haré’…, a esa justicia, ‘has hecho’, ‘pagas’. Pero Jesús ha pagado por nosotros y sigue pagando»